INAUGURACIÓN DEL EDIFICIO DEL IPRODICH Y ANIVERSARIO DE LA INSTITUCIÓN: ESTAMOS CUMPLIENDO UN PROPÓSITO EN LA VIDA

*Por Domingo Peppo, gobernador de la provincia del Chaco.  

WhatsApp Image 2018-06-19 at 22.28.45 WhatsApp Image 2018-06-12 at 08.38.00

En un nuevo aniversario del Instituto Provincial para la Inclusión de las Personas con Discapacidad del Chaco, inaugurar esta obra tiene un significado en sí misma, hace que uno sienta que está cumpliendo un propósito en la vida.

Respetar nuestras diferencias como seres únicos y especiales, fomentando la igualdad, es el fin que ha inspirado esta obra. Porque pregonamos un estilo de desarrollo sin sectarismos, sin exclusiones, donde la discapacidad es abordada desde un enfoque multidisciplinario, partiendo desde el amor y la comprensión.

Es parte de nuestro objetivo generar conciencia en la sociedad, para así lograr la igualdad de oportunidades para todos, haciendo una provincia más inclusiva.

La conversación internacional sobre los Derechos de las personas con discapacidad es nuestra base de acción en este tema. Vamos a seguir brindando infraestructura y servicios que nos permitan crear un entorno adecuado a las necesidades y aspiraciones de las personas con discapacidad.

Debemos avanzar hacia una sociedad integradora, donde estas personas sean reconocidas como sujetos de derechos y no objetos de asistencia.

Debemos eliminar barreras, abrir las puertas a las oportunidades.

Debemos ser capaces de lograr una sociedad respetuosa de las diferencias y potenciadora de las capacidades de todos.

Dar lugar a estos espacios de mayor comprensión, compromiso y oportunidad es hacerlo para todos nosotros porque también somos parte de esa realidad.

Estamos orgullosos de que nuestra provincia sea una de las que más trabaja por los derechos de los discapacitados, proporcionando los medios necesarios para que se cumplan en la realidad. Tenemos una legislación de vanguardia en materia de protección de los derechos de las personas con discapacidad.

Sin embargo, no se trata sólo de reconocer y legislar sobre un derecho, sino de ponerlo en práctica. Aún nos falta mucho por recorrer para eliminar todo resabio de exclusión y discriminación, pero estamos en la senda correcta.

Debemos inculcar a los más pequeños, estos valores; amor y respeto por el prójimo, abriendo camino para formar una sociedad chaqueña libre de tabúes, de prejuicios. Donde toda persona tiene el derecho a ser feliz y realizarse plenamente desde las diferencias.

Algún día podremos contarles con orgullo a nuestros hijos y nietos, que fuimos pioneros en una sociedad plenamente inclusiva.

Deja un comentario